¡Olé por Alierta!

En los últimos días he leído con admiración los cambios organizativos que está haciendo Telefónica. De hecho, una vez más se demuestra que, aunque el negocio vaya bien, muy bien… es interesante hacer cambios y no conformarse. Siempre es bueno arriesgarse y dar nuevos retos a las personas que conforman nuestros equipos y, a la vez, adaptarse…